I.E.S. Aricel

C/ Aricel, s/n
18220 Albolote (Granada)
958 89 39 76
958 89 39 77 (fax)

Tweets

Entrega del Boletín de Calificaciones

6 comentarios en Entrega del Boletín de Calificaciones

  • ISABEL

    Buenos Días,

    Siento tener que escribir en este post, pero no encuentro en la web ninguna dirección de e-mail para que poder contactar con el Instituto, y más concretamente con su jefe de estudios.
    Soy madre de un alumn@ de segundo de Bachillerato y me veo en la obligación de hacer pública una queja unánime y silenciada de los alumn@s. No consigo entender por qué es el IES el instituto con la segunda peor nota media de Granada, ¿Están menos dotados para estudiar los jóvenes del IES Aricel que el resto de los estudiantes de Granada? Realmente este argumento no me convence. Puedo entender que haya mejores y peores estudiantes, pero ¿todos los malos están en el Aricel? A tavés de mi hij@ conozco la respuesta que se les da cuando preguntan por qué se les pone las notas tan bajas y no cuestiono que el nivel académico sea bueno, pero deberían entender que nuestros hij@s compiten con IES en los que las calificaciones son muy superiores, y no porque sean más inteligentes y trabajadores, sino porque los profesores son conscientes de lo que se juegan los alumn@s con la media obtenida. ¿Me pueden explicar cómo es posible que en asignaturas como filosofía, por poner un ejemplo, aprueben muy pocos y la nota máxima no supere apenas el cinco?.
    Aquellos alumn@s que luchan por obtener una nota media que les permita acceder a las carreras que desean, tiene que presentarse a subir nota, y aún así, a pesar del esfuerzo, las notas no llegan nunca al 9 (salvo dos o tres excepciones en todos los cursos de Bachillerato!!!).

    Por favor, les ruego que hagan una reflexión y se planteen dónde está el problema. ¿Por qué los alumnos de Aricel no pueden estudiar Medicina o cualquier otra carrera que exija una media elevada? Ya sé que la respuesta es que van bien preparad@s a selectividad, ¿pero de qué sirve si compiten con estudiantes que llevan medias por encima del 9 o incluso matricula de honor( Creo que nunca se ha dado en este Instituto)?
    No crean ser mejores profesor@s por poner notas más bajas, ni tampoco lo serían si las dieran sin rigor, pero creo que deberían tener un poco de empatía con los alumn@s y al menos en segundo de bachillerato valorarles más su esfuerzo y permitirles que puedan cumplir el sueño de estudiar la carrera para la que seguro están preparados. No les corten las alas con su “exigencia” y “limitación” en las notas, les recuerdo que nadie les preguntará dónde han estudiado Bachillerato cuando tengan que hacer la media y sea infinitamente inferior a la de cualquier otro Instituto de Granada, eso sí, ustedes estarán convencidos de que se lo merecen, pero ¿ hasta qué punto es así?. No es mejor profesor el que pone las notas más bajas, si no el que forma y ayuda a sus alumnos en todos los sentidos.
    Probablemente no consiga nada con estas líneas, pero al menos espero hacerles pensar sobre este tema.
    Doy traslado de este asunto a la Consejería correspondiente de la Junta de Andalucía, a la AMPA y al Defensor del Pueblo Andaluz. Puede que para estos alumn@s ya sea tarde, pero al menos que no lo sigan padeciendo los que llegarán en próximos años.

    Atentamente,

    Madre de un alumn@ de segundo de bachillerato
    (Perdonen que mantenga mi anonimato, pero así me lo ha pedido mi hij@ por miedo a la reacción de los profesores, aspecto que a mí no preocupa)

    • Daniel Guerrero Ramos

      COMUNICADO DE LA DIRECCIÓN DEL IES ARICEL

      En respuesta al escrito anónimo de una madre de alumno o alumna de 2º de BTO en el que “veladamente” pide que se aumenten las notas al alumnado para competir con el alumnado de otros IES, esta Dirección quiere puntualizar lo siguiente:

      1. La calificación numérica final de un alumno o alumna es el resultado de un proceso de evaluación regulado por la legislación vigente, recogido en las programaciones didácticas y aplicado por profesionales que tratan de llevar a cabo esta función de la manera más imparcial posible.
      2. Para casos de discrepancia entre la calificación otorgada por el profesorado y la que el alumnado cree merecer, está el procedimiento de “reclamación” en el que interviene la Inspección Educativa y que trata de garantizar la ecuanimidad de la evaluación.
      3. La afirmación que hace de que en otros institutos se obtienen mejores medias porque los profesores son conscientes de lo que se juega el alumnado, es una grave acusación hacia el profesorado de otros centros. Si tiene constancia de ello, debería denunciarlo.

      En cuanto a otras afirmaciones y falsedades que se vierten en el escrito, informamos que:

      4. Es totalmente falso que el IES Aricel tenga la segunda peor nota media de Granada. Debería informarse antes de lanzar una mentira de ese tipo.
      5. Es totalmente falso que en el IES Aricel no se den Matrículas de Honor. Cada curso, dependiendo del global de alumnado en 2º de BTO y como marca la ley, un 5% del alumnado obtiene la calificación de Matrícula de Honor. Son alumnos y alumnas que se han ganado tal galardón a lo largo de sus dos cursos de bachillerato.
      6. Del IES Aricel salen todos los años alumnos y alumnas con nota suficiente, entre su expediente y la de la Prueba de Acceso a la Universidad, para estudiar aquellas carreras que deseen. Esa nota es el resultado de su trabajo, esfuerzo, tesón y dedicación al estudio. El profesorado se ha limitado a orientar, enseñar, formar y evaluar.
      7. El tratar de obtener una mejor nota para su hijo o su hija mediante mentiras, coacción, amenazas y amparándose en el anonimato, en vez de alentarle a que la consiga en el aula mediante el estudio, el trabajo y el esfuerzo, es un pésimo ejemplo para la educación, la moral y la ética de su hijo o hija o de quien su carta haya leído.
      8. Las puertas de los despachos de los directivos del IES Aricel, así como del resto de profesorado, siempre están abiertas a cualquier información, sugerencia o reclamación que redunde en la mejora de la labor que hacemos buscando siempre lo mejor para nuestro alumnado.

      EL DIRECTOR

      Fdo. Antonio Luis Ortega

  • DAVID CLEMOT RAMIREZ

    Buenas. Hoy en mi nombre DAVID CLEMOT RAMIREZ, alumno de 2°Bachillerato A concretamente, quiero dejar claro que nadie le ha dado permiso a tal madre para hablar en nombre de todo el alumnado de 2°Bachillerato y aún menos en mi nombre. Apoyo totalmente al profesorado de este centro, y lo apoya un alumno que no tiene unas calificaciones extremadamente altas, más bien media/baja y no por culpa del profesorado, que hace correctamente su trabajo. Sino por muchos factores por los cuales los alumnos somos los culpables. El profesorado de este centro se deja la piel por ayudarnos en todo lo posible. Personalmente es para mi una falta de respeto que una madre hable en nombre de todo un alumnado afectando así además de a su hijo a todos los alumnos. Si quiere hablar, hable por su hijo no en nombre de todos ya que no todos (o al menos yo, quiero generalizar) no estamos deacuerdo con lo dicho en su post. Con esto doy mi apoyo al profesorado y centro IES ARIEL y dejo claro que tal “anonimo” no tenía ni tiene mi consentimiento para hablar en mi nombre y menos sobre algo de lo que no estoy deacuerdo. Un saludo.
    Atentamente,

    DAVID CLEMOT RAMIREZ (2°BTO A)

  • Daniel Guerrero Ramos

    “Por favor, les ruego que hagan una reflexión y se planteen dónde está el problema” (madre anónima).
    Con mucho gusto, señora.
    El problema es que un padre o una madre se autoproclame representante único de una queja “unánime y silenciada” de los alumnos. ¿Ha consultado a todos y cada uno de ellos si están de acuerdo con las ideas contenidas en su carta? ¿Silenciada por quién? En mi caso, lo desmiento categóricamente, y pongo por testigo a los mismos alumnos de los que usted se proclama portavoz: recientemente lo comenté en clase en un grupo de 2º Bachillerato.
    El problema está en utilizar la falsedad y la invención para sostener causas aparentemente justas (porque proceden del amor de madre, que es la cosa más bonita del mundo). Los datos que usted ofrece son fácilmente comprobables, y los que conocemos el instituto por dentro sabemos que son falsos. ¿Por qué entonces se los inventa y los publica en la web del instituto? Hay cosas que ni el amor de madre puede justificar.
    El problema está en los padres y madres que ven al profesorado como personas que frustran los sueños de sus hijos y que les cortan las alas. Si así lo ven es que no entienden nada. Nuestra tarea no tiene que ver con sueños sino con realidades, y no nos dedicamos a cortar alas, sino a fortalecerlas con el entrenamiento, el esfuerzo y el estudio.
    El problema es acusar al profesor que no está dispuesto a “inflar una nota” (es decir, poner una nota superior a la que él mismo considera justa y objetiva) de tener poca “empatía”con sus alumnos. A los profesores nos encanta desarrollar la empatía en clase porque lo que más deseamos es que nuestros alumnos piensen y sientan lo que pensamos y sentimos al enseñarles algo. Ya sabemos que para usted la empatía no se mide así en la relación profesor-alumno en un 2º de Bacillerato. Se mide de manera más precisa y concreta, sin duda: con una subida de nota.
    El problema es ser ciego a las implicaciones morales de la “queja unánime y silenciada” que usted representa. Algunos mal pensados podrían interpretarla como una invitación a la prevaricación. Le resumo el mensaje que destila: “Sé empático, no cortes las alas, no frustres los sueños, todo está corrompido, conviértete tú también en un corrupto”.
    “Les ruego que hagan una reflexión y se planteen dónde está el problema”, nos dice usted. El problema es sentir que hay un problema, no poder o saber reflexionarlo y descargar la ira donde no está. Usted no critica la formación académica impartida en el Aricel o la competencia del profesorado (esta sí sería una crítica preocupante para nuestro centro). Lo que quiere es simplemente que subamos las notas para que su hijo/a (y los alumnos del Aricel, claro) pueda competir en igualdad con otros alumnos que también concurren, supuestamente con notas infladas, en el mercado de plazas universitarias. Imagínese por un momento qué ocurriría en este mercado si todos los profesores de todos los institutos siguiéramos su consejo (porque lo que vale para el profesorado del Aricel vale para cualquier otro, ¿o no?). Se sabe lo que ocurriría: una dinámica imparable al alza en las calificaciones que liquidaría el propio sistema. ¡La calificación descalificada!!
    Saludos.
    Nicolás Mas, profesor de Filosofía 2º de Bachillerato.

  • Daniel Guerrero Ramos

    Como administrador de la web del centro, ruego que todas las personas que quieran ver publicados sus comentarios se identifiquen con nombre y apellidos. Si no desean que sus datos se hagan públicos, basta con que se indique al final del texto para que se eliminen antes de ser publicados.

  • Margarita Casas

    Buenas noches
    Soy Margarita Casas Ramírez, alumna de segundo de bachillerato A.
    Tras leer la carta que ha iniciado este debate y las diferentes respuestas que derivan de esta, siento que debo pronunciar mi opinión personal porque no queda recogida en lo que se ha considerado “una queja unánime y silenciada”.
    Como alumna, a tres semanas de los exámenes finales y a cinco de la temida Selectividad, como todos mis compañeros estoy pasando por un momento de estrés y fatiga, por lo que comprendo perfectamente cómo puede sentirse el hijo/a de la autora de la carta original.
    Hay ocasiones en las que le dedico mucho esfuerzo a una asignatura y el resultado finalmente no concuerda con el trabajo realizado. Conozco bien el sentimiento de frustración y de enfado que produce. Pero no lo hemos de verter sobre el profesorado, ellos no son los culpables de que a veces no lleguemos a alcanzar nuestros objetivos. De hecho ellos nos preparan para salir al mundo real, para acceder a estudios superiores en los que seguramente no todo será de nuestro agrado.
    Por otra parte, el profesorado del IES se compone de grandes profesionales que llevan años impartiendo el mismo curso y tienen una visión mucho más completa que los que pasamos por él una única vez, y en numerosas ocasiones se han implicado mucho en ayudarnos.
    La exigencia forma parte del proceso de aprendizaje, y los primeros en exigirnos hemos de ser nosotros mismos antes de esperar nada de los demás.
    Me gustaría terminar con una cita que cuando la leí en mi libro de psicología me dio que pensar:
    “Acercaos al borde”, les dijo. “Tenemos miedo”, respondieron. “Acercaos al borde”, les dijo. Se acercaron. Él les empujó… y salieron volando.
    (G. Apollinaire)

Deja una respuesta

Puedes usar estas etiquetas HTML

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>